Los Diablos Rojos (Club Atlético Independiente)

Nombre de la Barra Brava: Los Diablos Rojos

Club de Fútbol: Club Atlético Independiente de Avellaneda

Presidente: Javier Cantero

Fundación: 1905

Estadio: Estadio Libertadores de América

Capacidad Aproximada: 41.637 localidades (próximamente 50.135)

Ciudad: Avellaneda, Argentina

Rivales: La 12 (Boca Juniors), Guardia Imperial (Racing Club), La Gloriosa Butteler (San Lorenzo de Almagro), Los Guerreros (Rosario Central)

En 1920, el periodista Hugo Marini del diario Crónica inventó el apodo de “Los Diablos Rojos”, al presenciar el estilo de juego que demostraba el equipo de Independiente que salió campeón en 1926. Sin embargo, como barra brava, tuvieron sus inicios en 1970 (al igual que la mayoría de las otras argentinas) como un grupo para acompañar al equipo, alentarlo y repeler las agresiones de las hinchadas contrarias.

Pero sobre estos ultras vamos a hablar sobre su organización, como de su “economía”:

La banda del Rojo se compone de subgrupos como: Fiorito, La Tranquila, La Banda de San Justo, Los Polacos, Los Camioneros, Villa Corina, Los Rana, Los Bera, Los Narigones, Los Gerlis, La 4 de Julio, La Pepsi, entre otros. Además, para ser nombrado líder hay que tener un mínimo de 10 años dentro del grupo, los más recordados son: “Cantinflas” (década del ’50), Turatti (década del ’60), “Gitano” (década del ’70 hasta finales del ’80) y el “Gallego” Pompei (finales del ’80 hasta mediados del ’90). Ya en el 2004, Pablo “Bebote” Álvarez asume junto a Cesar “Loquillo” Rodríguez, Rodolfo Capuccio y a “Chichón”, algunos de estos, miembros de la HUA (Hinchadas Unidas Argentinas- ONG que en 2007 financió el viaje de 23 hinchas de Independiente a la Copa América jugada en Venezuela)

En el Torneo Clausura del 2008, frente a Vélez Sarsfield, los dirigentes contrataron a la barra como guías acomodadores a cambio de $20.000 y argumentando que estos “ayudan a la seguridad”. A partir de la llegada de Julio Alberto Comparada, como presidente del club en el 2005 y de este acontecimiento fue donde Bebote tuvo mayor poder.

Dos años después, para la Copa del Mundo de Sudáfrica, el líder y 300 hinchas más, pudieron viajar gracias a la ayuda de Hugo Moyano, secretario general de la CGT (Confederacion General del Trabajo), a su hijo Facundo, quien encabeza el gremio de los trabajadores de peajes, y a la HUA. Ahí, los más reconocidos hicieron junto a Facundo un Safari de U$D 240 por persona, pero antes del partido, el gobierno sudafricano aplicó el derecho de admisión y tuvieron que regresar a la Argentina. Estos fueron: Bebote (ex tesorero del nucleamiento HUA), Adrián “Pillín” Bracamonte (líder de “Los Guerreros”) Diego Gómez, Mariano González, Luis Tucchi, Juan Duarte, Pablo De Respinis, Julio Navarro (discípulo de Bracamonte), Sergio Roldán y Emiliano Tagliarino.

Por la Copa Sudamericana, Cristian Mattera, ex secretario general del club, admitió que ante Defensor Sporting siete ultras fueron utilizados para controlar uno de los accesos al estadio Libertadores de América ya que Independiente “…tiene una capacidad limitada de acción” en materia de seguridad. Además acusó: “Mucho tiene que ver con poderes del Estado que a veces no son lo rigurosos que debieran ser y no actúan con el todo el peso de la norma”, haciendo referencia al CoProSeDe (Comité Provincial de Seguridad Deportiva), organismo gubernamental creado en 2002 que depende del Ministerio de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires con funciones como: disminuir y prevenir los hechos de violencia en los espectáculos deportivos, controlar el estado, condiciones de uso y funcionamiento de instalaciones deportivas y/o lugares donde se practiquen deportes, y recomendar medidas de seguridad a la Subsecretaría de Políticas Turísticas y Deportivas perteneciente a la Secretaría de Turismo y Deporte o a las autoridades competentes para la organización de espectáculos deportivos. En esos mismos meses, en una Asamblea donde se aprobaría el próximo balance económico y se informaría de un pasivo de más de cien millones de pesos, 200 violentos hostigaron a la oposición dejándolos fuera del recinto. En consecuencia, el oficialismo pudo dar el sí final.

En agosto del 2011, Independiente perdió contra el Júbilo Iwata por la Suruga Bank en Japón. En ese viaje, Bebote junto a Loquillo, Pachi, Oscarcito, el Tano, el Chaqueño y 31 barra bravas más fueron a seguir al equipo, a pesar que a la dirigencia le costara U$D 150.000. Además de que Comparada le diera dinero, Moyano y Francisco de Narváez,  diputado de la Nación Argentino, estuvieron involucrados.

Un mes después, de local frente a San Martin de San Juan, los hinchas de Independiente empezaron a cantar contra la barra y contra Comparada. Los Diablos, quienes previamente colgaron una bandera que decía: “Turco mentiroso y cagón” (apodo de Antonio Mohamed, DT en esos días) no quisieron quedarse con los brazos cruzados. Entonces decidieron invadir ese lado del estadio para agredirlos, pero los aficionados continuaron con los cánticos, en especial, gritando: “Comparada botón… sos un hijo de puta, la puta madre que te parió”. Algunos, que fueron hasta con cuchillos, empezaron a increparlos y así lograron que muchos, en su mayoría mujeres y niños, abandonaran la cancha.

Hasta este año, se financiaban con la reventa de entradas, dinero de la institución que les proveía el ex presidente, con la venta drogas y como una “tropa de choque” cuando sindicatos políticos los necesitaban. Pero desde que asumió Javier Cantero junto a Independiente Místico, Bebote y compañía perdieron mucha fuerza. Ya en el 2003, se sabía que la barra brava ganaba entre $40.000 y $45.000 al mes, y  tres años más tarde se supo que el “Polaco”, jefe de “Los Polacos” y uno de los líderes del grupo, era el guardaespaldas de Hugo Moyano, desde hacía 15 años; hoy en día lo sigue siendo.

Rodolfo Capuccio, Chichón, Loquillo y Pablo “Bebote” Alvarez

En abril del 2012, Jon Sistiaga, un periodista vasco reconocido mundialmente, fue a Argentina a entrevistar a diversos barra bravas. En el momento de charlar con violentos de Independiente, tal cual se ve en el video, sucedió lo siguiente: “Ingresamos por la puerta 4, vino un energúmeno (del Independiente) y nos dijo que dejáramos de grabar a los pibes, se lanzó contra el camarógrafo, le rompió la cámara y le robó el micrófono. Un comisario logró sacar de allí al cámara y yo me quedé con un sargento de la Policía. El barra volvió hacia mí, me dio una piña en la cara y dio una orden para que el resto me agrediera. Fue un momento en que pensé que no salía. (Javier Cantero) se quedó desolado cuando se enteró de que nos apalearon. Nos pidió disculpas y se las acepté en el momento”. En esa entrevista el presidente contó que en su primer día en llegar al club, Bebote le presentó su renuncia como jefe de la barra a lo que él respondió que ni se la aceptaba ni se la rechazaba ya que ese cargo no tiene ningún tipo de existencia.

Un mes después, Claudio Keblaitis, el vicepresidente del club, recibió una carta, proveniente de los Diablos, que lo amenazaban a él y a su familia. Por eso, llevó la misma ante un juez y miles de hinchas se autoconvocaron en la sede de la Avenida Mitre, en Avellaneda, en apoyo a la Comisión Directiva.  En un encuentro fuera de casa entre Independiente y Arsenal de Sarandí, los Diablos, en el segundo tiempo y al ir perdiendo por tres goles, comenzaron a arrojarles piedras a los hinchas, tanto locales como visitantes, desde afuera del estadio hacia adentro. Como consecuencia hubo algunos pocos y leves heridos.

En Junio, los barras irrumpieron la misma sede para dejar sus banderas y bombos como medida de protesta porque los dirigentes no los dejaban guardarlas directamente en el club. En ese momento, el presidente salió a la calle a dar una nota que tenía pautada con C5N, un noticiero argentino, pero Bebote se acercó y frente a la cámara comenzó a gritarle reiteradas veces: “Sos igual a Pinocho… mentiroso”. Sin quedarse callado, sin temor alguno y cara a cara, la máxima autoridad le replicó: “Mentiroso es la persona que vivía del club, que se llevaba la plata, miles de dólares, esta es la persona mentirosa. Andá a la justicia que te lo voy a demostrar. Deciles cuanto te llevabas, U$D 42.000 en septiembre, U$D32.000 en octubre. Se llevaba la plata del club, de los socios. Sos un ladrón”.

Así está hasta hoy en día la relación de los ultras con la dirigencia del Rojo. El resto de los llamados Equipos Grandes (Boca Juniors, River Plate, Racing y San Lorenzo) continúan avalándolos con la excusa de que son “un mal necesario”.

VIDEOS

Bebote amenazando a Javier Cantero

Los Diablos Rojos arrojando piedras dentro del estadio

Los Diablos Rojos agrediendo a hinchas de Independiente

Jon Sistiaga en Avellaneda

AUDIOS

2 Respuestas a “Los Diablos Rojos (Club Atlético Independiente)

  1. la barra esta se llama LA BARRA DEL ROJO, no los diablos rojos (el trapo estandarte es por un apodo del club, no el nombre de la barra, de la misma manera que hay otro trapo estandarte que dice “somos nosotros” y no es el nombre del club sino una frase que usa la barra).

    • El nombre es “Los Diablos Rojos” y al comienzo del post lo explica. Después si el nombre se fue degenerando es otra cosa, pero ese es su verdadero.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s